Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

¿Utilizas dentadura postiza?

¿Utilizas dentadura postiza?

La sustitución de dientes perdidos por prótesis dentales ha sido uno de los tratamientos médicos más antiguos aplicados por el hombre desde la antigüedad.

Las prótesis actuales han evolucionado tanto en el uso de materiales como en la tecnología para fijarse en la boca del paciente. Y es que el reemplazo de los dientes perdidos tiene un doble fin: estético y social y, sobre todo, funcional, puesto que al perderse dientes se producen problemas graves alimentarios al no tener el control del bolo alimenticio durante la masticación y, además, puede influir en la posición de otros dientes.

¿Cómo se fijan las prótesis dentales?

Dependerá mucho de cada paciente, del número de dientes perdidos, de la posición de estos, etc., Las prótesis se clasifican, según su fijación, en:

  • Mucosoportada. Es decir, su fijación se hace sobre la mucosa de la boca.
  • Dentomucosoportada. El soporte se realiza tanto sobre la mucosa como en posibles dientes que aún existan en la boca del paciente.
  • Implantomucosoportada. Se apoya sobre la mucosa dental y también sobre implantes dentales.

Los aparatos de prótesis dentales removibles, sobre todo los mucosoportados, se sujetan por medio de adhesivos que mejoran la retención y la estabilidad de las prótesis dentales. Igualmente, estos adhesivos pretenden sellar la acumulación de restos de alimentos por debajo de las prótesis, evitando la fijación de biofilm.

Junto a los adhesivos, y cuando es posible (como en las prótesis dentomucosoportadas) también se utilizan dispositivos no rígidos, llamados retenedores, para fijar las prótesis a los dientes naturales de los que aún disponga el paciente.

Hábitos de higiene bucal

La higiene bucal es importante en cualquier persona, y en aquellos pacientes con prótesis dentales removibles es también fundamental. Debe lavar y masajear al menos dos veces al día la mucosa de su boca en donde la prótesis se fije, concretamente el reborde edéntulo, utilizando para ello un cepillo dental específico para prótesis dentales suave. Con ello evitamos, principalmente, la acumulación de placa bacteriana. Por lo que respecta a las prótesis dentales, estas también deben cepillarse para eliminar bacterias y restos de alimentos, así como los propios dientes, utilizando comprimidos limpiadores. Se recomienda hacer esta desinfección de la prótesis por las noches, aprovechando así que, durante unas horas, la boca y la mucosa descansan de la presión que soportan con este tipo de aparatos dentales.

Por supuesto, no hay que olvidar cepillarse los dientes remanentes (los nuestros) y utilizar seda o cepillos interdentales 3 veces al día.

También pueden utilizarse colutorios para completar la higiene de dientes y mucosas.

Con estos sencillos hábitos se pueden evitar los problemas más habituales de los portadores de este tipo de prótesis removibles: mal aliento y problemas gingivales. También podrían aparecer otro tipo de problemas, como movimientos de las prótesis por problemas de estabilidad, si las prótesis no se van ajustando a los cambios que se producen en los rebordes con el paso del tiempo.

Déjanos un Comentario