Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

¿Tienes una fisura o grieta en una muela?

¿Tienes una fisura o grieta en una muela?

En ocasiones, a causa de morder objetos duros o alimentos como helados, frutos secos, caramelos duros o pegajosos o rechinar los dientes, pueden aparecer pequeñas fisuras o grietas en los dientes, sobre todo en los molares que son los que absorben la mayor parte de la fuerza durante la masticación. A veces, estas fisuras son tan pequeñas que son difíciles de ver incluso con rayos X o debido a que están debajo de la encía.

Los síntomas pueden ser notables o no, por eso es recomendable acudir al dentista para que la fisura no vaya a más. La mayoría de las personas que tienen este problema sufren un dolor intermitente al masticar o cuando sus dientes están expuestos a temperaturas bajas o altas.

Hasta que nos vea el dentista, es importante no masticar por el lado donde está la muela agrietada y así evitar que la grieta se pueda abrir más y llegar al tejido blando donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos.

En el caso de que la fisura solo afecte al esmalte (capa externa del diente), pulir la pieza dental será suficiente. Cuando la grieta atraviesa además del esmalte a la dentina (capa interna del diente), se necesita tratamiento para evitar una fractura más profunda o que se produzca infección. Dependiendo de la gravedad, el doctor valorará si es necesario reparar la grieta con material de restauración o si es necesario poner una corona para proteger la muela dañada.

Cuando la fisura afecta además al tejido pulpar (nervio del diente), es necesario hacer una endodoncia para limpiar el tejido dañado. En otros casos más graves, si la raíz también se encuentra dañada, la única solución es la extracción de la pieza dental.

Déjanos un Comentario