Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

La respiración oral y el desarrollo cráneo facial en niños

La respiración oral y el desarrollo cráneo facial en niños

Ya sabemos que la respiración oral perjudica a nuestros dientes y encías, pero ¿qué efecto tiene en los huesos de la cara?

Cuando respiramos por la nariz, la boca se mantiene cerrada y al mantener la boca cerrada se cumple la Premisa Trópica: “…Los labios están en contacto, los dientes casi en contacto o ligero contacto y la lengua se apoya en el paladar…”. John Mew 1981.

Una correcta postura oral ayuda a un correcto desarrollo de los maxilares. Sin embargo la respiración oral fuerza una incorrecta postura oral, ya que nos obliga a tener la boca abierta para poder respirar.

Si la respiración fisiológica del ser humano es nasal, ¿qué lleva a un niño a respirar por la boca?

Constantes catarros a edades tempranas.

Rinitis crónicas, alergias, asma.

Hipertrofias de las amígdalas y/o adenoides.

Desviaciones del tabique nasal, hipertrofia de cornetes…

En muchos de estos casos, estos problemas convierten la respiración oral en un hábito, por lo que tratar solo la causa no va a ser la solución y será necesario la rehabilitación de la respiración nasal mediante unos ejercicios de respiración específicos y tratamiento ortodoncico para corregir la maloclusión y estimular el correcto desarrollo.

¿Cómo se refleja esto en la boca?

Los niños están en constante crecimiento y desarrollo. Al respirar de forma habitual por la boca, la lengua, que da forma al paladar y a la arcada, no puede estar apoyada en el paladar y es forzada a descansar en el suelo de la boca (en la mandíbula). Al no apoyar la lengua en el paladar, este colapsa y se comprime dando lugar a una maloclusión, causando un mal engranaje entre los dientes de la arcada superior e inferior.

¿Cómo se refleja esto en la cara?

Los niños que son respiradores orales tienden a presentar hipertrofia de las adenoides y/o amígdalas siendo muy característica la facies adenoidea: ojeras, pómulos aplanados, nariz más o menos curvada, boca abierta. Favoreciendo un crecimiento vertical de la cara en lugar de un crecimiento horizontal.

Tratamiento odontológico:

El tratamiento ha de ser multidisciplinar, corregir solo la maloclusión no sería suficiente.

Si tu hijo tiene siempre la boca abierta, o notas que respira por la boca, es importante que vea al ortodoncista. El ortodoncista realizará un estudio exhaustivo, en el que estudiará su caso en particular (cada paciente es único y necesitará un tratamiento específico para su patología) y si requiere tratamiento multidisplinar te aconsejará cuales son los pasos a seguir.

El tratamiento a una edad temprana es crucial para poder redirigir el crecimiento y ayudar al paciente a tener un correcto desarrollo cráneo facial.

¿Qué otros profesionales de la salud tienen un papel crucial en el tratamiento de las patologías que hemos descrito?

Se requerirá la intervención de un cirujano en los casos de hipertrofias.

Se requerirá la intervención de un médico alergólogo para los casos de alergias y/o asma…

También será necesaria en algunos casos la intervención de un logopeda para los casos en los que el habla se vea afectada.

 

Déjanos un Comentario