Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

La Dra. Nerea Sánchez, investigadora del proyecto Maxibone

La Dra. Nerea Sánchez, investigadora del proyecto Maxibone

En los últimos años la ciencia ha ido avanzando a pasos agigantados. Nuevos estudios, nuevas investigaciones, nos hacen ver que todavía queda mucho por descubrir en el campo de la medicina para mejorar tratamientos y con ello la salud y calidad de vida de los pacientes.

En estos momentos se está llevando a cabo un novedoso estudio clínico en diferentes países como  Noruega, España, Alemania, Dinamarca y Francia. Uno de los centros clínicos participantes en  el proyecto Maxibone es la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, donde colaboran diferentes investigadores, entre ellos nuestra directora médica la Dra. Nerea Sánchez.

Este proyecto de investigación financiado por la Unión Europea tiene como objetivo regenerar los huesos maxilares mediante la aplicación de células madre de médula ósea autólogas, cultivadas, expandidas y sembradas con biomateriales sintéticos.

Participan 150 pacientes, que son asignados aleatoriamente a un grupo control que recibe el tratamiento normal y el resto al grupo experimental que recibe las células madre. Se pretende comparar la seguridad y eficacia del uso de células madre propias, cultivadas con biomateriales de fosfato de calcio frente al uso de un injerto de hueso, autólogo también, para reconstruir defectos óseos alveolares antes de la colocación de implantes dentales.

Para ello se extrae médula ósea de la cadera del propio paciente. Estas células madre se expanden y producen en dos laboratorios de Francia y Alemania. A las dos semanas, las células madre mesenquimales se envían al centro clínico donde son mezcladas con los biomateriales que se injertan en las crestas de los huesos maxilares y mandibulares para aumentar su volumen. En el grupo control, se extrae hueso autólogo de la  mandíbula y se trasplanta a la zona que pretendemos aumentar. Se utiliza una membrana no bioabsorbible para cubrir los injertos y para guiar la regeneración del tejido. Pasados cinco meses, se realiza una tomografía computarizada para comprobar el volumen de hueso obtenido y proceder a la colocación de los implantes dentales.

 

Archivos Adjuntos

Déjanos un Comentario