Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

Como ayudar a un paciente con Alzheimer a cuidar su boca

Como ayudar a un paciente con Alzheimer a cuidar su boca

Todos hemos oído hablar de la enfermedad del Alzheimer o por desgracia tenemos a alguien cercano que padece este trastorno neurodegenerativo que afecta a la memoria en todos los aspectos cognitivos.

A pacientes con esta enfermedad les cuesta realizar las actividades de la vida diaria (AVD) como vestirse, comer, higiene personal, y aquí se incluye el cuidado de nuestra boca. Por eso es fundamental que, dependiendo del grado de dependencia que tenga, algún familiar o cuidador le ayude con el cepillado dental para evitar enfermedades como la caries o la periodontitis.

Se ha demostrado, según estudios recientes, la estrecha relación entre el Alzheimer y la periodontitis, siendo esta última una de las posibles causas.

Por eso queremos daros una serie de consejos para que pacientes con esta enfermedad cuiden de la mejor manera posible su boca:

No hay mejor forma de recordar algo, que haciéndolo a diario, convirtiendo el cepillado de los dientes en una rutina. Y como se recomienda cepillarse 3 veces al día, mucho mejor recordaremos que es “obligatorio” realizar esta acción.

Puede que algún día este tipo de pacientes no consiga recordar cómo hay que cepillarse para una correcta higiene. Para ayudar a esta persona es recomendable que la persona que esté a su cargo se cepille los dientes con él, para que este pueda recordarlo.

Si es necesario, podemos guiar la mano del paciente, indicándole cómo debe hacerlo o incluso poniéndole la pasta de dientes en el cepillo y que luego él continúe.

Si nos damos cuenta de que el problema está en el cepillo, que le cuesta sujetarlo, podemos probar con un cepillo de mango más grueso o más largo, o incluso con un cepillo de dientes eléctrico.

Habrá días que el paciente se niegue a lavarse los dientes. No es bueno forzar la situación, porque podemos conseguir el efecto contrario al deseado, que el paciente relacione el hecho de lavarse los dientes con algo molesto. Por eso, hay que buscar el momento adecuado, en el que el paciente esté tranquilo y colaborador.

Si aun así es complicado conseguir que se cepille los dientes adecuadamente y con regularidad, habría que acudir al especialista para que realice una limpieza cada 3 meses. Si no, cada 6 meses para revisión de caries y limpieza sería suficiente.

Utilizaremos un dentífrico que contenga bastante flúor para evitar la aparición de caries, en caso de que el cepillado no se realice siempre de la forma correcta o con la frecuencia recomendada. Se pueden utilizar también colutorios, siempre y cuando le supervisemos para evitar que lo ingiera.

En pacientes que utilicen prótesis dental, es necesario cerciorarnos de que le ajusta bien, en caso contrario tendríamos que acudir al dentista para que la ajuste. Hay que asegurarnos de que la prótesis se limpie a diario cuando se la quite, al acostarse.

Ante cualquier duda lo mejor es acudir al especialista para que nos ayude a resolver cualquier problema.

Déjanos un Comentario