Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

Cadáveres identificados por los dientes

Cadáveres identificados por los dientes

En ocasiones suceden casos en los que se produce la muerte de una persona y su identificación puede ser compleja. Hablamos de  accidentes de tráfico, incendios, cuerpos encontrados en el agua o desastres naturales. En estos casos, a veces, el rostro queda desfigurado y es necesario contar con la ayuda de odontólogos forenses.

Los dientes tienen características únicas que nos diferencian de otros individuos. Además, son mucho más resistentes a los cambios o alteraciones  que otras partes o tejidos del cuerpo, incluyendo las altas temperaturas o cuando el cuerpo ha entrado en fase de descomposición.
 

La clave de la identificación dental es la comparación entre los registros de la supuesta persona antes de morir, incluyendo anotaciones, radiografías, etc., con los de la persona fallecida. En estas situaciones, si esta persona ha recibido varios tratamientos dentales (obturaciones, endodoncias…), más fácil será su identificación.

En estos casos se comparan las radiografías, si las hubiera, de esta supuesta persona con las radiografías realizadas de la persona fallecida. Debe ser una comparación meticulosa, examinando cada diente y las estructuras que lo rodean. Comparando la presencia o ausencia de piezas dentales, obturaciones, prótesis, implantes, así como el estado de la corona o raíz, del ligamento periodontal, recesiones, malposiciones o características de la ATM (articulación temporomandibular).



Tras analizar todos los datos son posibles 4 situaciones: 

  • Identificación positiva: ambos datos coinciden y no existen dudas.
  • Posible identificación: los datos obtenidos son consistentes, pero no es posible la identificación positiva.
  • Evidencia insuficiente: la información disponible es insuficiente para llegar a una conclusión.
  • Exclusión: los datos son claramente inconsistentes.

Cuando no es posible disponer de los datos anteriores al fallecimiento, la actuación del odontólogo forense se limitará a realizar el perfil dental post-mortem. Este perfil puede incluir información muy valiosa que puede ayudar a determinar a qué sector de población podría pertenecer: 

  • Edad, con diferencia de 1 año y medio
  • Raza, distinguiendo entre 3 grupos principales.
  • Nivel socioeconómico. La presencia o ausencia de tratamientos dentales puede ser indicativa de este nivel.
  • Hábitos dietéticos. Por ejemplo, la presencia de erosión en el esmalte puede indicar el abuso de alimentos ácidos.

Si no es posible la identificación con los métodos mencionados anteriormente, que son los más frecuentes, existen otras técnicas como la secuenciación del ADN presente en la cámara pulpar.

 

Déjanos un Comentario