Salud y Estética Dental

+34 925 80 19 00
telefono dental ASCH


Financiación hasta 24 meses sin intereses

¿Qué beneficios tiene dejar de fumar?

¿Qué beneficios tiene dejar de fumar?

A pesar de que el consumo de tabaco ha experimentado una importante caída en los últimos años, el número de fumadores en España sigue siendo muy elevado.

El tabaco, que mata a más de 7 millones de personas al año, es una de las mayores amenazas para la salud pública a la que el mundo ha tenido que enfrentarse.

El tabaco altera el sistema inmunitario, interfiere en múltiples procesos celulares y está relacionado con más de 50 enfermedades distintas, siendo las enfermedades del corazón, el cáncer y las enfermedades respiratorias las principales causas de muerte por tabaquismo.

En la cavidad oral, ya sea como consecuencia del calor generado en la combustión del cigarrillo, ya sea por todas las sustancias nocivas que contiene, el tabaco puede causar una serie de alteraciones bucodentales:

  • Cambios en la composición y la cantidad de saliva
  • Candidiasis oral
  • Caries (vinculada a cambios salivales y cambios en la flora bacteriana)
  • Disminución de las agudezas gustativa y olfativa
  • Enfermedad periodontal
  • Fallo en los implantes osteointegrados
  • Halitosis (mal aliento)
  • Lesiones precancerosas (leucoplasia) y cáncer
  • Melanosis del fumador (pigmentación benigna de la mucosa oral)
  • Palatitis nicotínica (paladar del fumador)
  • Retraso en la cicatrización de las heridas
  • Tinciones y manchas en la superficie dentaria

Por todo ello, resulta evidente que uno de los mejores planteamientos que puede hacerse el fumador es dejar de fumar. En pocos minutos, ya empezarán los beneficios:

  • A partir de los 20 minutos, se recupera la presión sanguínea y se normaliza el pulso cardíaco
  • A las 8 horas de abstinencia, los valores de oxígeno en sangre se normalizan, empieza a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, aumentan las posibilidades de recuperación de cualquier enfermedad vinculada con el tabaco
  • A las 48 horas, la nicotina del organismo se elimina y se recuperan algunas capacidades de percepción olfativas y gustativas atrofiadas hasta ahora
  • A partir del tercer día, la relajación de los circuitos bronquiales permite respirar mejor
  • Al cabo de 3 semanas, la tos disminuye o desaparece
  • A los 2 meses, aumenta la energía y la agilidad
  • A los 3 meses, los pulmones ya ha recuperado totalmente su buen funcionamiento
  • Al cabo de 1 año, el riesgo de muerte repentina por un ataque al corazón se reduce a la mitad
  • En 10 años, el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un infarto de miocardio se equipara al de las personas no fumadoras y el riesgo de padecer un cáncer de pulmón disminuye a la mitad

Déjanos un Comentario